SELECTOR DE TAPAS

El operario carga a granel las tapas en la tolva del selector y automáticamente se van elevando. Las tapas que están en la posición correcta siguen su curso, mientras que por gravedad las que están en la posición opuesta, van cayendo.
Por un canal, las tapas se ubican en el colocador.
Según la producción necesaria, se prepara el equipo con una o mas líneas de colocación de tapas.
El colocador no solamente ubica la tapa en el frasco, sino que tiene la particularidad de hacer girar la tapa ¼ de vuelta hacia atrás, asegurando la correcta ubicación de la misma sobre la boca del frasco. Con esto, se evitan los problemas que ocurren en la operación posterior de roscado, cuando la tapa no queda paralela a la boca del frasco.
El sistema puede adaptarse a cintas transportadoras o envasadoras rotativas.